Tobby: Un Golden excelente

by

Un hermoso Golden llamado Tobby, enérgico, cariñoso, travieso, su familia con mucho dolor tuvo que decidir en consenso por “dormirlo”, ¿Por qué? Simplemente padecía un cáncer que se alojó en el muslo de su pata derecha que le generó mucha inflamación, dolor ante un roce o el temor por algún tropiezo, que hicieron que menoscabaran su calidad de vida.

Es triste asumir una decisión como la descrita; pero ante la posibilidad que da la Ciencia Médica Veterinaria para erradicar el dolor, aunque el afecto, el cariño, el amor que se tiene por una mascota, es vital; es justo a partir de allí que se piensa y actúa, para no seguir trasladando un problema sin solución. Sin embargo, el vacío queda después….

Tobby tenía ocho (8) años dentro del núcleo familiar, un ser viviente que desde cachorro con sus tremenduras le dio mucha vida y calor. Hasta el final estuvo cerca, al lado de todos y cada uno de sus miembros, al principio hacia caso omiso a su lesión, corría, corría… se veía mejoría, mentira es la antesala al final.

Dicen que los animales son irracionales, no saben qué les pasa, pero veíamos a Tobby y a través de su mirada transmitía la angustia de dejarnos, quizás piensen que la subjetividad y el sentimiento son elementos que pueden justificar lo expresado, pero créanlo, hasta lo último se resistía  verse y sentirse así. Ese no era él y sufría. Logramos ver lágrimas en sus ojos.

Ese día cuando nos disponíamos a llevarlo a su último momento, se montó tan rápido en el carro, será que conocía, presentía lo que le esperaba y trataba de expresar con sus “revoloteos” que le dieran más oportunidad o sencillamente otorgarnos una última alegría.

Siempre le dimos cariño, era uno más de la familia, los días finales previos a su partida “forzada” la tristeza se apoderaron de nosotros y pasaron más rápido de lo que imaginamos. En la sala donde se le aplicó el procedimiento para morir, estuvimos con él, lo acompañamos hasta lo último cuando expiró.

Le rendimos homenaje, al enterrarlo en el patio que tanto merodeó, en ese espacio nació un Girasol como signo de que prevalece su recuerdo.

Bendito los individuos, organizaciones, Fundaciones que abogan por la protección de los animales. Hay que auparlos, apoyarlos, colaborar con esta misión tan hermosa; cada día se suman más personas o entidades, que se sensibilizan por el tema de los animales; deben ser tratados muy bien, ellos proporcionan amor, seguridad, armonía al hogar; son capaces de interrumpir cualquier problema emocional, depresivo. Su entrega va más allá de la irracionalidad, su comportamiento es contrario a lo que denota esta condición, ellos están atentos sólo para ayudar y brindar el máximo cariño y agradecimiento por su alojamiento familiar; sin saber ¿Qué significa?

En tu memoria Tobby, hay que amar a los animales, no piden nada para dar, creo que son más racionales que los humanos que en su mayoría dan para recibir.