Sílfides y Silfos

by

Silfos

Silfos

Sílfides

Sílfides

Existen seres mitológicos y fantásticos, entre ellos se encuentran los Silfos y las Sílfides. Ellos representan los espíritus o elementales del aire. Simbolizan la inteligencia, sanación de pensamientos, comprensión y paz para el alma.
Representan la primavera y el Alba.

El aire es comprensión, pensamiento, vibraciones y movimiento. Las sílfides suelen ser pequeñas o grandes, pueden llegar en forma de tempestad o de respiración, son las que se encargan de crear las nubes y mantienen al universo en movimiento.

Los Silfos y las Sílfides pertenecen a la misma familia, siendo los primeros masculinos y la segunda femeninas. Se encargan de mantener el cuidado y la limpieza del aire. Controlan los vientos.

Son seres de gran bondad, pero se ofenden fácilmente, manifestándolo con  grandes torbellinos o huracanes. Se caracterizan por ser muy cambiantes.

Prefieren vivir solos, y sus facciones son infantiles y de orejas terminadas en punta. Viven en casas abandonadas en el campo y les gustan las cosas caras que roban de otros lugares. Son los encargados por excelencia de formar las nubes y las lluvias.

Las Sílfides son todas muy bellas, y se manifiestan de distintas maneras, como mariposas, o pequeñas lucecitas en la oscuridad. Otra función de ellas es la de obrar de musa inspiradora a los artistas.

 

Son las más grandes de las hadas, bellas, semihumanas voladoras de aspecto delicado. Físicamente, una sílfide tiene la apariencia de una elfa o una humana. Tienen alas de libélula y son transparentes o con manchas iridiscentes. Sus cabellos son largos y del color típico de una humana, aunque también pueden ser azules, verdes o violetas.

Son seres neutrales, de carácter amigable. Mantienen el aspecto juvenil durante toda su vida. Hablan en un lenguaje musical, propio de los seres mágicos con los que están emparentadas.

Las sílfides habitan en las alturas, ya sea en las montañas o en las copas de altos árboles. Rara vez se las ve en tierra firme. Construyen sus nidos individuales en las laderas de las montañas, o tallados en los árboles.

Una sílfide tiene capacidad de levitar innatamente. Su ágil vuelo es comparable al de pocos seres. Puede volar y moverse libremente, las alas sólo le sirven para coger impulso. Sin embargo, esta capacidad de levitar es de carácter mágico.

Las sílfides tienen otras muchas habilidades mágicas, como la de hacerse visible o invisible a voluntad, y la de invocar elementales del aire. Pueden tener descendencia con humanos o elfos. Una vez que deposita un único huevo perlino, invoca a un elemental del aire para que proteja y dé calor al mismo hasta el momento de su eclosión.

Los silfos son los hermanos de las hadas, de hecho, algunos piensan que son la versión masculina de ellas y acostumbran vivir en lugares alejados y abandonados.

 

Se piensa que los silfos son los sabios y puros de todos los elementales, incluyendo a las hadas. Su memoria comprende los sucesos a partir del momento de la creación; de ahí se entiende que los silfos vivan muchos años (algunas fuentes citan más de 10,000 milenios) y, a diferencia de los elfos no hablan ninguna lengua y sólo se valen de su pensamiento; también, son incapaces de tener algún tipo de sentimiento, no hay miedo, alegría, ni tristeza en su corazón.

 

Estas son las hadas más conocidas de todo el reino mágico, parece ser que las leyendas se centran más en este elemento particular.
Debido a su asociación con el ballet, las Sílfides son identificadas con hadas y leyendas medievales, así como a una confusión con otros «espíritus del aire» (por ejemplo, en El sueño de una noche de verano de Shakespeare), el término sílfide puede usarse para aludir a una muchacha esbelta,  y es como actualmente se aplica el término.
Para finalizar, y por lo poético de esta clase de hadas, existe la llamada Fylgiar. Estas hadas son una especie de espíritu aéreo, que tan solo es visto por la persona a la cual protegen. Estas hadas han estado siempre muy cerca del Ser Humano, participando activamente en su ayuda y protección. Pertenecen a la amplia mitología nórdica, y señalan el camino del Valhalla, donde permanecerá junto al alam de su protegido, hasta que esta se sienta confortada con su nueva situación. Se cree que son oriundos de Islandia, y según dicen, cada vez que un niño islandés nazca mientras se escuche un graznido, éste será especial, y que tendrá durante toda su vida la compañía de una presencia conocida por Fylgiar. A pesar de sus buenos propósitos, poseen una característica muy inquietante que aparece en el momento de su revelación para con su protegido, y es que le revelan como último don el tipo de muerte que tendrán. Y esto se verá en el aspecto del Fylgiar, si aparece maltratado o herido, significará una muerte dolorosa o trágica, en cambio un hermoso y radiante Fylgiar, nos dice que la muerte será apacible, pacifica, sin dolor o pena.

 

 

Fotografía: http://ow.ly/DwN8K

http://ow.ly/DwQ27