Resiliencia, ¿la fuerza de quién?

by

El psiquiatra y psicoanalista Boris Cirulnik divulgo el concepto Resiliencia tomándolo de los escritos de John Bowlby(26.2.1907-2.9.1990),otro psicoanalista ingles cautivado por el desarrollo infantil y pionero sobre la teoría de los apegos. La palabra resiliencia hace mención a la resistencia de los materiales que se doblan sin romperse para recupera la situación o la forma original. Por ejemplo como ocurre como un grupo de juncos sometidos a la fuerza del viento.

Cuando un sujeto o grupo es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por estos. La resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando  un estado de excelencia profesional y personal. Pero también se puede señalar que es el convencimiento que tiene un individuo o equipo en superar los obstáculos de manera exitosa sin pensar en la derrota, a pesar de que los resultados estén en contra.

Esa capacidad de resistencia se prueba en situaciones de fuerte y prolongado estrés, como por ejemplo: el debido a la pérdida inesperada de un ser querido, al maltrato o abuso psíquico o físico, a prolongadas enfermedades temporales, al abandono afectivo, al fracaso, a las catástrofes naturales y a las pobrezas extremas.

Bien vale la pena destacar que las personas resilientes han sido definidas con las siguientes características: alto grado de disciplina  y sentido de la responsabilidad; por lo común poseen gran variedad de intereses, poseen gran capacidad de tolerancia al sufrimiento, un refinado sentido del humor; son particularmente independientes de pensamiento y de acción; su mente suele estar bien abierta hacia nuevos paradigmas o ideas; la creencia en que pueden influir en lo que sucede a su alrededor es admirable, es característico un fácil poder de concentración; la percepción de sus propios sentimientos y de los demás es muy peculiar también tiene mucha facilidad para comunicar estos sentimientos de la forma más adecuada.

El conocimiento y cultivo de la íntima espiritualidad es indispensable herramienta para fomentar en cada uno de nosotros resiliencia.

Consulta: Wikipedia.org/wiki/Resiliencia_(psicología)

 

“…Nuestro trabajo como sobrevivientes – de la enfermedad, del divorcio, del dolor, de la desesperanza –es testificar, cargar la antorcha de la esperanza para todos los que viajan a través del valle de la muerte y regresan. Depende de nosotros, los que llegamos a ver más allá de ese valle compartirlo. La vida desde el punto de vista de un sobreviviente es muy buena…”

                           Lo que no mata, fortalece (Lección #35)

(“DIOS, nunca parpadea”/Regina Brett/Editorial Diana/Sobreviviente de enfermedad oncológica)

Fotografía: http://ow.ly/Zxrz303kL6u

 José R Herrera Vásquez   E-mail:jherrer69@yahoo.es