MachuPicchu, Perú

by

Historia de MachuPicchu

Las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu forman parte de la formación orográfica conocida como Batolito en Vilcabamba que se encuentra en la rivera izquierda del Cañón del Urubamba que era conocido como la Quebrada de Picchu.

Cuenta la historia que en la quebrada de Picchu habitaban poblaciones serranas provenientes de las regiones de Vilcabamba y del Valle Sagrado.

En el periodo del Horizonte Medio se da una explosión demográfica por grupos no documentados históricamente pero que posiblemente estuvieron vinculados a la etnia TAMPU de Urubamba y se cree que estos pueblos pudieron formar parte de la Federación que fueron rivales de los primeros incas del Cusco.

Machu Picchu durante la época inca (1438-1534)

En 1440 cuando Picchu fue conquistada por Pachacuteq el primer emperador inca, fue éste quien en 1450 mando construir un complejo urbano con edificaciones civiles y religiosas de gran lujo como refugio de lo más selecto de la aristocracia incaica, un lujoso y bien cuidado mausoleo para recibir los restos del monarca Pachacutec. Sin embargo, algunas de sus mejores construcciones y el evidente carácter ceremonial demostrarían que ésta fue usada como santuario religioso

Explanada de Machu Picchu

La fortaleza fue ubicada en la vertiente oriental de la cordillera del Vilcanota, una visita al corazón del Imperio Inca y la cultura andina y colonial. Con la magnífica “Ciudad Perdida de los Incas”, Machu Picchu a unos 80 km del Cusco, la capital del tahuantinsuyo. Su estratégica situación geográfica fue elegida con admirable acierto. Rodeada de profundos acantilados y alejada de la vista de extraños por una enmarañada selva, la ciudadela de Machu Picchu poseía la cualidad de tener una sola y angosta entrada, lo que permitía, en caso de un ataque sorpresivo, ser defendida por muy pocos guerreros.

Se cree que la población en Machu Picchu fue entre 300 y 1000 habitantes pertenecientes a la panaca de Pachacuteq, era un lugar desconocido para las castas inferiores y sus rutas prohibidas para cualquiera que no formara parte del pequeño círculo del Inca.

Dentro de los valles que formaban la región del valle se encuentran los centros administrativos de Patallacta y Quentemarca los cuales favorecían a Machu Picchu por sus sectores agrícolas y así brindaban alimentos a la población.

Al morir Pachacuteq todas sus propiedades pasaron a ser administradas por su panaca y comenzó un nuevo gobierno del inca Túpac Yupanqui (1470-1493) y Huayna Capac (1493-1529).

Historia de Machu Picchu entre la colonia y la república (XVII-XIX)

Tras la caída de Vilcabamba en 1572, Machu Picchu se mantuvo dentro de la jurisdicción de varias haciendas coloniales que cambiaron de propietarios durante los tiempos republicanos desde 1821; se volvió un lugar remoto alejado de los nuevos caminos y ejes económicos del Perú.

Al parecer el sector agrícola de Machu Picchu estuvo deshabitado y por tanto fueron tierras de interés para los pobladores que realizaban cultivos; pero sus sectores urbanos no fueron ocupados por agricultores sino por la vegetación de un bosque nuboso.

El Huayna Picchu

En 1865 durante los viajes que realizo el naturalista Antonio Raymondi paso al pie de las ruinas sin darse cuenta de las grandes construcciones que ahí existía. Sin embargo en 1867 Augusto Berns no solo descubrió las ruinas sino que fundó una empresa minera “Compañía Anónima Explotadora de las Huacas del Inca” para explotar los tesoros que ahí se albergaban.

Luego entre 1867 y 1870 durante el gobierno de José Balta, la compañía operó en la zona y vendió todo lo que encontró a coleccionistas españoles y norteamericanos. Es así que en 1870 Harry Singer coloca por primera vez un mapa con la ubicación del Cerro Machu Picchu y llama al Huayna Picchu como “Punta Huaca del Inca”.

Luego se realiza un segundo mapa en 1874 elaborado por el alemán Herman Gohring donde ubica y menciona a ambas montañas en un sitio exacto. Macchu Picchu, el enclave turístico más conocido de Perú y una de las Maravillas del Mundo hasta que en 1880 Charles Wiener un explorador francés confirma la existencia de restos arqueológicos en el lugar y anulan la posibilidad de llamarla “ciudad perdida”.

Redescubrimiento de Machu Picchu (1894-1911)

Agustín Lizárraga llegó a Machu Picchu el 14 de Julio de 1902 guiando a los cusqueños Gabino Sánchez, Enrique Palma y Justo Ochoa; quienes dejaron inscritos sus nombres en el Templo de las Tres ventanas. Existen también otros datos informativos donde se relata que Agustín Lizárraga había visitado Machu Picchu con Luis Béjar en 1894.

Machu Picchu con el Inca

El 24 de Julio de 1911, llega a Machu Picchu el norteamericano Hiram Bingham guiado por Melchor Arteaga y un sargento de la guardia civil apellidado Carrasco; durante su travesía encontraron a dos familias que vivían allí: los Recharte y los Álvarez quienes usaban los andenes del sur para cultivar. Y es Pablo Recharte uno de los hijos de la familia quien guía a Bingham hacia la zona urbana cubierta por maleza.

Bingham quedó impresionado al ver tanta maravilla y pidió apoyo a la Universidad de Yale, National Geographic Society y al Gobierno Peruano para dar inicio al estudio científico del sitio es así que con el ingeniero Ellwood Erdis, el osteólogo George Eaton, Toribio Recharte y Anacleto Álvarez y otros trabajadores de la zona Bingham realiza trabajos arqueológicos en Machu Picchu entre 1912 hasta 1915.

Historia de Machu Picchu desde 1915:

Entre 1924 y 1928 Martin Chambi y Juan Manuel Figueroa realizaron una serie de fotografías en Machu Picchu las cuales se publicaron en diferentes revistas peruanas manifestando un gran interés local sobre las ruinas, convirtiéndolas en símbolo nacional.

    • En 1981 se establece a Machu Picchu dentro de las Zonas de Protección.
    • En 1983 Machu Picchu forma parte de la Lista del Patrimonio Mundial.
    • En el 2007 Machu Picchu llega a ser parte de las Nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno; donde el Gobierno declara cada 7 de Julio Día del Santuario Histórico de Machu Picchu.

Machu Picchu Antiguo

Mitos y Leyendas sobre Machu Picchu

Se han creado numerosos mitos y leyendas populares alrededor de esta misteriosa ciudadela. Una de las hipótesis sostuvo que debido a la gran cantidad de huesos femeninos encontrados durante las excavaciones, el lugar pudo haber sido un centro religioso donde las “Ñustas” (vírgenes) eran sacrificadas.

La presencia de piedras talladas a la perfección como el Intihuatana respalda la hipótesis que toda la disposición urbanística de Machupicchu estuvo en la posición astronómica de sus construcciones, lo que sugiere que este era un centro astronómico.

Plaza principal de Machu Picchu

Recientes estudios han demostrado que la teoría de que la ciudadela fue el “ultimo refugio de los incas rebeldes” En la época que los españoles expandían sus territorios conquistados, lo que quedaba de la elite incaica busco refugio en un área que estaba en las profundidades de la selva, un lugar conocido como “Espíritu Pampa”. Es aquí donde los incas vivieron sus últimos días junto con los monjes agustinos.

El profuso investigador del Tahuantinsuyo, Waldemar Espinoza Soriano, afirma que Picchu era una llacta o ciudad que fue levantada en un escondrijo recóndito de las tierras pertenecientes a Pachacútec, construida al borde de precipicios y alejada de los principales caminos. El afirma que los cronistas españoles no la mencionan, lo que anuncia que nunca supieron de su existencia, y con toda seguridad ni la propia población andina, excepto el sapainca o único rey y los de la panaca de Pachacútec. Picchu jugó un rol evidentemente defensivo, una llacta de escondite con todos sus servicios para aguantar un asedio e incomunicación de décadas.

 

Plaza de armas - Aguas Calientes Machu Picchu

Careciendo de habitantes no hubo nexo humano que vinculara lo que hoy se llama Machu Picchu con Cuzco y otras zonas. Según el historiador Víctor Angles, los últimos incas no conocieron Machupicchu y por lo tanto los españoles nunca penetraron en él, puesto que para esa época ya no existían caminos ni poblaciones que los condujeran allí.

Cuando Hiram Bingham llegó al territorio que ocupa el Parque Arqueológico de Machupicchu, éste se encontraba despoblado por lo menos desde el siglo XV, momento en que aún era joven el inca Huayna Cápac.

Aparte de todos los mitos tejidos alrededor de la ciudadela, algo es cierto: se sienten vibraciones excepcionalmente poderosas y positivas. En los últimos años, muchos grupos esotéricos y religiosos internacionales se congregan ante la presencia de estas poderosas fuerzas del santuario, haciendo de Machupicchu un lugar ideal para este tipo de prácticas.

 

Fuente: https://www.machupicchu.biz/historia-de-machu-picchu

https://www.machupicchu.biz/machu-picchu-mitos-y-leyendas