Dulce de lechosa con piña

by

Continuando con el rescate de nuestras tradiciones culinarias, les presentaré en esta oportunidad uno de los postres preferidos en nuestro país y más considerando que se acerca la temporada navideña. El dulce de lechosa, tradicional e infaltable en nuestras mesas en esta época festiva y de convivencia familiar. En mi casa siempre ha estado presente. Mi papá se tomaba todo el tiempo necesario para su elaboración. Iniciando desde el día anterior. Era un dulce espectacular, porque por dentro quedaba jugoso y por fuera era muy consistente. No conozco alguien que no añore esta delicia preparada por él.

La preparación de este dulce es muy sencilla y presenta al final de su cocción un aspecto cristalizado y llamativo.

 

Ingredientes:

2 kg. de lechosa verde

1 piña mediana rallada

1 kg. de papelón entero o rallado

1 taza de azúcar blanca

1 cucharadita de bicarbonato

1 taza de agua

Clavos de olor al gusto

 

Preparación:

A mí particularmente me gusta más el sabor de la lechosa, por supuesto si logramos conseguirla y no la papaya para el dulce. Pero si no, utilicemos la que esté a nuestro alcance. El proceso inicia quitándole la concha a la lechosa, desechando las semillas y cortándola en tajadas finas. Se colocan en una olla grande con agua y bicarbonato y se dejan remojando toda la noche. También pueden extenderse y dejarse al sol por un día con bicarbonato, para que se mantengan firmes.

Al día siguiente, se desecha el agua del remojo, se lavan las tajadas y se escurren en un colador para que queden bien secas. Posteriormente, se colocan en una olla suficientemente grande donde se cocinará y se le agregan la piña rallada, el papelón y el azúcar. Se lleva a fuego bajo y cuando esté disuelto el papelón y el azúcar se le agrega la taza de agua, verificando que no exceda de la cantidad de lechosa y por último, se incorporan los clavos de olor. Se continúa su cocción y se tapa un poco para que no se seque. No se le agrega mucha agua porque la lechosa desprende bastante líquido. Estará lista cuando se cristalice, estén suaves las tajadas y se haya formado un rico melao.

Dejar enfriar y puede conservarse en frascos de vidrios medianos para irlos utilizando y servirlos cuando se desee.

Fotografía: http://ow.ly/VzHj1