¿Cómo explicar al niño la muerte de la mascota?

by

Artículo escrito en italiano por Bianca Fracas (2016)

Traducción de Beggxis Villa (2016)

mascota

Crecen, juegan, se acurrucan y pasan muchos momentos juntos como si fuesen amigos de verdad: la relación entre los niños y las mascotas es única y da muchas alegrías. Sin embargo, cuando la mascota querida se enferma y muere puede ser un trauma para los niños de la casa.

Cada vez son más los amantes de las mascotas que viven con perros, gatos y conejos, solteros, parejas y hasta familias, en las cuales, los pequeños de la casa nacen y crecen con compañeros de juego de caricias peludas.

Si bien es cierto que la relación entre los niños y las mascotas es una de los vínculos más bellos y dulces que se puede crear, cuando la mascota se enferma y muere puede ocasionar un sufrimiento grande. Obviamente, los adultos no están excluidos del malestar que genera la pérdida de los amigos de cuatro patas pero los adultos tienen la capacidad para elaborar el luto de una forma estructurada, mientras que los niños carecen de ella, por esta razón es importante explicarle a los niños la muerte de la mascota.

¿De qué manera? ¡Veamos cómo comportarnos!

¡Siempre se debe decir la verdad!

Es un error engañar al niño y decirle que su cachorro va a volver, sólo servirá para aumentar su tristeza.

Muchos padres piensan, de buena fe, que al esconder acontecimientos feos como catástrofes y enfermedades evitan que sus hijos sufran y hacen que se sientan más tranquilos. Sin embargo, decir mentiras o esconder la realidad hace que los adultos se sientan más ansiosos, creen un mundo de ilusiones y que los niños cuando crezcan tengan problemas para enfrentar la realidad. Por lo tanto, el consejo es siempre explicar al niño la muerte de su mascota con la verdad y en palabras simples. Se deben evitar eufemismos como ¡no regresará! O ¡no se despertará! porque es inútil evitar el sufrimiento, lo mejor que se puede hacer en esos casos es conversarlo, responder de manera precisa a las preguntas y llorar juntos, solo de esa manera es posible aprender a vivir con la pérdida.

Es mejor que el pequeño grite, este enojado y exprese sus emociones porque solo de esa manera será capaz de aceptar la realidad.

mascota-1

 

Fábulas y ceremonias

Los niños comienzan a entender el concepto de la muerte como algo inevitable a partir de los 7 años pero esto no quiere decir que no la comprendan antes sino que para ellos el concepto de “siempre” es difícil de concebir.

En cualquier caso, si la mascota está enferma o vieja es importante explicar a su hijo lo que está pasando; así, se prepara lentamente para el hecho de que un día su amigo querido va a desaparecer.

Si es necesaria la eutanasia, evite que el niño asista. Sin embargo, si el dueño de la mascota es un adolescente pueden ir en familia al veterinario. Antes de ese momento, es importante dejar al joven con su amigo de cuatro patas, para que lo pueda saludar, acariciar y abrazar antes de la despedida.

Una sugerencia es hacer una pequeña ceremonia para el animal que falleció, pedir al niño que haga un dibujo que represente a la mascota y los buenos momentos que vivieron juntos.

Cuando el niño este muy triste y llore, puede ser muy útil contarle la historia del “Puente del Arco Iris” una fábula de la India que narra cómo los perros y los gatos cuando mueren se encuentran sobre el puente del arco iris, un lugar con prados inmensos donde los animales pueden correr, comer y jugar juntos.

Referencias e imágenes:

http://www.amando.it/mamma/famiglia/bambino-e-la-morte-del-suo-animale.html

http://media.npr.org/assets/img/2016/04/29/istock_000068947339_medium_wide-d281af87008ebd62d2862a60d9394f4b37097160-s900-c85.jpg