Bahía de Patanemo en Venezuela

by

La Bahía de Patanemo, es una playa situada en el Estado Carabobo en  Venezuela. Se ubica exactamente, en el Municipio Puerto Cabello, dentro del Parque Nacional San Esteban, muy cerca de Borburata. Ésta debe su nombre, al lugar donde se encuentra el Pueblo de Patanemo.

Esta amplia bahía, está formada por un valle inundado, comprendido entre la punta de Yapascua, al Este y Punta Peñón al Oeste. Sus costas; oriental y occidental, rocosas y escarpadas, presentando al sur una ancha playa arenosa de aproximadamente 800 metros de longitud. Al extremo sudoeste, se advierte la Laguna de la Bocaína. Cubre un área aproximada de 328 hectáreas, con un largo promedio de 2.400 metros y una anchura de 2 kilómetros.

Lagunas de Patanemo

  1. Laguna de la Bocaína: Está ubicada al extremo oeste y rodeada de una abundante vegetación de manglares y cocoteros. No está habilitada comercialmente, razón por la cual muy poca gente conoce el lugar, por lo que es disfrutado casi exclusivamente, sólo por aquellos que realmente conocen cada refugio de la bahía.
  2. Yapascua, aunque más retirada, tiene un poco más de conocimiento masivo. Situada hacia el este, en el límite con el Estado Aragua, esta ensenada, tiene dos (2) posibilidades de acceso. La más económica es una travesía a pie que dura alrededor de 90 minutos, para atravesar dos (2) montañas y un pantano. La otra más cómoda: alquilar una lancha que tarda 20 minutos. La playa está protegida por un arrecife, y ofrece como particularidad, una hermosa laguna turquesa de agua salada, excelente para llevar a cabo la práctica del snorkel.

Hay que resaltar, que una de las maravillas de la Bahía de Patanemo, cuya playa  atrae gran cantidad de personas; quienes durante su visita al lugar, no sólo se concentra en el disfrute de un refrescante baño; sino la realización de distintas actividades deportivas, asociadas al ambiente.

Por otra parte, propios y foráneos, combinan la diversión que despierta el agua salada, con el deleite que proporciona el agua dulce que en el sitio se encuentra, lo que hace más atractiva y placentera, la estadía; sin obviar desde luego, el entorno vegetal que lo acobija; además que en las noches de luna llena, la cantidad de algas y otras especies marinas, adornan con su verdor e iluminan el ambiente, formando figuras parecidas a bombillos convirtiéndolo en un espacio inolvidable, que obliga la visita frecuente. Asimismo debe destacarse, que este tipo de vegetación según los habitantes del lugar, manifiestan que posee propiedades medicinales, para el tratamiento de diversas dolencias y enfermedades.

Fotografía: http://ow.ly/zWxLo